jueves, 21 de enero de 2010

La despedida

San José de Mayo, Uruguay.
Esa tarde salí a dar la última vuelta por San José. La última. Caminé despacio del brazo de mi hermano, contemplando el vaivén de los árboles, los pocos transeúntes que caminaban sin prisa y las filas de casas sin edificios altos. Nos sentamos en un banco de la plaza y me aferré al brazo de mi hermano. Pasaría más de un año sin verlo, y sin pisar mi pueblito. Miré la plaza por última vez, vi las peatonales iluminadas y los jóvenes tomando mate en el parque, dando la impresión de que el tiempo no corriera en el pago maragato. Disfruté de la última imagen, esa imagen de paz que atesoraré en mi memoria mientras no vuelva...

P.D.: La foto fue tomada por David Leipnitz cuando fue a San José. Le agradezco mucho las fotos hermosas que tomó.

4 comentarios:

Barbara dijo...

lo lindo es que cuando vuelvas vas a sentir de nuevo que el tiempo no corrió en el pago maragato... las casitas van a seguir iguales, la gente va estar en el parque tomando mate, la plaza seguirá igualita...

...y la unica que habrá cambiado serás vos ;)

beso! tqm!

Natilla dijo...

:D Vos sentiste lo mismo cuando volviste a San Leopoldo? Besos Barbi, yo también tqm!

Anónimo dijo...

Me emocioné al leer...me "llevaste" a recorrer esas calles familiares,palpité con ustedes dos la despedida en la plaza...personas,lugares,quereres...la vida misma.tqm. cbg

Anónimo dijo...

Precioso.Podés ser una gran escritora.Ya desde los primeros que me leyeron supe que podías volar alto.Me quedo admirándote...Te deseo lo mejor.tu abu que reza por ti