domingo, 4 de abril de 2010

¡Matéate!

Es muy divertido ver una ronda de mate entre extranjeros. Preguntan qué "hierba" tiene, qué efecto te hace, si es digestiva, adelgazante o si sirve para tranquilizarnos...
Es así que si uno le da un mate a un colombiano lo sacude, como si tuviera un fondaje que disolver, o se lo da a un brasilero y saca la bombilla, o a un chileno y revuelve la bombilla como si fuera un café...
-¡Nooooo!!! - Es lo primero que atinamos a decir los uruguayos, además de "tomalo hasta que haga ruido", "¿se durmió el mate?" (cuando no lo devuelven) o "¡ya lo lavaste!"
Un chileno me dice que él lo ve como una tribu, en donde el que ceba es el cacique, al que todos escuchan y respetan, porque lleva la posta.
Mi amiga Tamires de Brasil dice que es una herramienta de seducción excelente. Una mirada sugestiva, recogerse el pelo suavemente y decir "Quieres un mate?"

Les dejo algunos tips básicos que hay que respetar para tomar esta bebida típica rioplatense:

Manual del mate
-El mate se prepara de la siguiente manera: se pone la yerba adentro del mate, se arma una montañita, se agrega agua tibia y se espera a que la yerba se hinche (para que la bombilla no se tape).
-Siempre se ceba (servir el agua) cerquita de la bombilla.
-El mate se toma hasta el final (hasta que se sienta un ruidito que indica que se acabó el agua).
-Se devuelve inmediatamente después que se termina, y se debe de tomar en el lapso de uno a tres minutos. No se debe dejar "dormir" para que no se enfríe.
-El único contacto aceptado es el de la bombilla en la boca y el de la mano en la base del mate. Cualquier otro contacto (léase la mano en la bombilla, revolviendo o acomodándola, la mano sacudiendo el mate) es objeto de enojo.
-Queda terminantemente prohibido cualquier acción que tienda a disminuir el área no mojada de la yerba (conocida como "la montañita"), ya que la yerba seca mantiene el sabor del mate.
-Decir "gracias" en una ronda de mate significa "no quiero más".
-Pedir mate con azúcar (a ver los chilenos machotes que lo han pedido) es de abuelita o de nenita. Es como que para ustedes un amigo les pida un berry sour o algo así.
-Por las dudas, el mate no es adelgazante (sí es diurético) ni tranquilizante ni tiene ninguna droga estimulante, es como un equivalente al café. 
-Es de origen uruguayo y argentino, pero tienen diferencias: los uruguayos lo tomamos en todos lados: en la calle, en el trabajo, le armamos montañita, le tenemos más cariño. Los argentinos lo toman más con caldera.
-El mate significa compartir, cariño, diálogo. Por eso es muy común tomarlo con amigos o en familia. Uno no toma mate en una reunión de negocios o en un cine, lo hace con gente querida, porque significa "te invito a compartir".

PD: Invito a los uruguayos a agregar más reglas si me olvidé de alguna, y a los extranjeros a decir sus opiniones de esta bebida típica uruguaya.

2 comentarios:

Bárbara dijo...

aclaración: no es solo uruguayo y argentino... el mate es de los gauchos, que tambien están en el sur de Brasil!! ;)

el nuestro (en Brasil) tiene la yerba más clarita, es más como un polvito y tiene sabor mas suave... nuestros mates suelen ser mas grandes y la bombilla tiene huecos mas chiquitos, para que uno no se trague la yerba, ya que la nuestra es más finita...

más para las reglas:
* El que invita (o el cacique, como dice tu amigo) es el que prepara el mate, toma el primero (que es el mas amargo), el que ceba y pasa para cada uno del grupo, el que sabe el orden que se esta tomando...
* para preparar: uno nunca hierve el água... se la calienta hasta el punto que empezaria a hervirse (sino se quema la yerba)

y para mi, nada mejor que compartir un mate con gente querida en un paisaje hermoso al atardecer ;)

María Elisa dijo...

Excelente explicación de la mayor y mejor tradición uruguaya... Más detalles sería ahondar en un tema de gustos personales como la marca de la yerba, la temperatura del agua, el diámetro de la boca del mate, la forma y tamaño del mismo, etc. Cada uruguayo podría escribir cientos de páginas explicando el arte de "matear", pero todos coincidimos en una cosa: no hay nada más lindo que una ronda de mate, ya que eso implica compartir en el más amplio de los sentidos.