viernes, 26 de marzo de 2010

Si fuésemos más sencillos

A veces desearía que los seres humanos fuésemos más sencillos;
para entendernos mejor,
para decir lo que pensamos de frente,
para no tener necesidades innecesarias,
para querernos en vez de odiarnos.

Si los seres humanos fuésemos más sencillos,
trabajaríamos juntos para mejorar el mundo, más allá de las diferencias y de nuestros egos,
nos comunicaríamos mejor, sin necesidad de tanto aparatejo
leeríamos más, escucharíamos buena música y tomaríamos menos pastillas tranquilizantes.
Seríamos más sabios y respetaríamos a la naturaleza,
escucharíamos a los niños, que ellos son los únicos sabios de este planeta.

Pero por el sólo hecho de ser humanos, somos complicados,
queremos liberarnos de esa cuerda a la que agregamos un nudo día a día.
Corremos orientados por ese progreso que no tenemos idea que significa.
Nos encerramos en esa verdad cómoda que tratamos de armar a la perfección,
y nos alejamos de nuestros hermanos, de la naturaleza, y de Dios.

¡Qué mejor que sería el mundo si fuésemos más sencillos!
¿Por qué es tan complicado algo que parece tan simple?
Somos tan inteligentes y tan estúpidos a la vez,
valoramos lo esencial de la vida cuando estamos saliendo del camino,
y queremos ser útiles para el mundo cuando ya llegó nuestra hora.

Bondad y maldad, lo mejor y lo peor coexisten en nuestra especie,
Riqueza y miseria, conceptos errados en nuestros valores.
La diversidad exquisita es lo que nos hace interesantes,
y las cosas asombrosas que podemos hacer no tienen límites.
Pero no olvidemos que somos polvo, y al polvo volveremos.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Cuántas experiencias se habrán acumulado últimamente(la del terremoto vale)para llegar a estas fuertes reflexiones(propias de la madurez)a una edad tan temprana!
Te servirán de guía en tu peculiar caminar...estás haciendo "camino al andar" cbg

Natilla dijo...

La verdad que he aprendido como si hubieran pasado años... pero no sólo por el terremoto, sino por hablar con extranjeros que han tenido otras experiencias, han conocido otras personas, pero tienen las mismas ideas que uno. Eso es lo interesante. Gracias Cbg, un abrazo

yigazu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
yigazu dijo...

Aquellos que viajan a veces caen en la discriminacion, aquellos que aprenden idiomas y comparten con otras culturas parecen misteriosos seres lejos de la sociedad...pero que chico es el mundo y la burbuja en que vivimos, que chicos somos que caemos en las mismas ideas de siempre. Viajar (no como turista) es un agrado y un encanto, el encanto de volver a ser niño, de ver otras perspectivas y madurar, de ampliar tus horizontes y perspectivas, de ver de todo lo que no ves por television :)

Si todo fuera mas sencillo seriamos como el Alerce, solo seriamos...

Anónimo dijo...

que bonita reflexion xime. yo creo en los proximos siglos el ser humano sera sujeto a la evolución. Pero no la evolución fisica (ie mono a humano) si no que a una evolución mental y espiritual. Nos daremos cuenta de que la verdadera calidad de vida proviene de la paz, y de las cosas que mencionas en tu reflexion. En ese entonces, la vida será mas simple.

Natilla dijo...

Yigazu qué razón tienes, ese agrado de viajar también es lo que nos hace darnos cuenta de muchas cosas. Y Juan, qué lejos estamos de ese momento que indicas, es como una utopía inalcanzable pero que está tan cerquita a la vez...
Un abrazo chicos, gracias por los aportes.