lunes, 15 de diciembre de 2008

El remate perfecto


Termina el año y parece que a la gente le pusieron un acelerador para cerrar los asuntos que no cerró en el año; los carteles de "oferta" y "liquidación de Navidad" funcionan como carnada perfecta. La gente que va y vuelve y vuelve a ir, y la casa se llena de paquetes. El trajín se aminora este año con la falta de exámenes y entregas. Este año culmina con varios regalos: título, trabajo, vacaciones en enero, y el clásico que ganó Nacional. Además el no tener que pensar en terminar de estudiar para una fecha determinada. Me hace sentir un poco mayor, pero es un buen remate.

3 comentarios:

Al Nonino dijo...

Yo estoy igual que tú, un año atrás: entregas, exámenes, ofertas, liquidaciones...
Faltan 11 días para el 2009.

buffy dijo...

Bueno Al, ánimo que todo pasa. El año que viene sentirás un alivio muy grande, jej.
Espero que tengas mucha suerte, sé que es un año de muchos desafíos para ti. Un beso

El otro yo dijo...

Otras etapas, la misma vida.-
¡Felices fietas!